Documentoscopia



La Documentoscopia se ocupa de probar la falsedad de un documento, atendiendo al estudio de cualquier posible alteración en el mismo.

Detectamos falsificaciones sobre cualquier tipo de documento de seguridad como billetes de curso legal, documentos de identidad, pasaportes, permisos de conducir, diplomas de títulos universitarios, certificados, licencias, etc.

Además de comprobar la veracidad de las firmas obrantes en dichos documentos, analizamos la superposición de trazos y tintas para detectar alteraciones de tipo físico como añadidos, enmiendas, tachaduras, correcciones, raspados y observamos la reacción del papel a las diferentes radiaciones de luz para detectar alteraciones químicas como lavados o borrados en cualquier tipo de documento con valor mercantil, laboral o social: cheques bancarios, pagarés, recibos, nóminas, contratos, pólizas, albaranes, facturas, consentimientos médicos…, y un largo etcétera.

Estudiamos las posibles manipulaciones realizadas sobre documentos digitales -archivos de texto, pdfs, fotografías- y su reproducción por medios impresos. Sobre documentos escaneados, impresos o fotocopiados detectamos aquellas firmas no originales que hayan sido introducidas por medios informáticos.

En el caso de fotografías digitales sometidas a derechos de copyright, podemos determinar qué tipo de tratamiento digital ha recibido mediante el análisis de sus metadatos y la comparación con los de su negativo digital bruto, así como realizar un estudio acerca del origen o procedencia de la imagen.

En presuntos delitos contra la propiedad intelectual y/o industrial, realizamos peritajes para detectar falsificaciones en productos de marcas registradas mediante el estudio y cotejo de los logotipos estampados sobre el producto original y el cuestionado y el análisis pericial de la autenticidad de sus etiquetas.